¿Cómo combinar las cortinas en tu estancia? Consejos útiles

Combinar cortinas destacada

Un punto importante que a cualquier persona le llega a preocupar en su momento de acomodar habitaciones, desde la sala hasta el propio dormitorio, es que por lo general, no saben cómo combinar las cortinas.

Por eso esta entrada está dedicada a aquellos usuarios principiantes en materia de decoración, o quienes buscan consejos útiles para poder elegir el juego de cortinas adecuado para su estancia en particular.

La armonía es importante estés donde estés, más aún cuando se tratan de tus sitios más frecuentados. Usando las cortinas en armonía con los otros elementos, podrás recrear una zona agradable a la vista. Solo considera siempre los siguientes consejos para saber cómo combinar las cortinas:

1. Ten en cuenta los colores de las paredes

Uno de los puntos más relevantes para saber cómo combinar las cortinas es el tono de las paredes de la habitación. Lo ideal, y por fortuna también lo más frecuente, es que este color sea del tipo neutro, derivándose en blancos, grises, beige, e incluso negro.

Lo bueno de los colores neutros, es que suelen combinar con prácticamente cualquier otra tonalidad existente. Así que si tus paredes son blancas o grises, ten por seguro que podrás elegir una gama variada de cortinas: desde azules, turquesa, rojizas, naranjas, amarillas, entre otros tonos similares.

2. El tono del mobiliario importa

No solo debes de considerar los colores de las paredes, sino también de tu mobiliario, por supuesto. De hecho, estos dos elementos, más las cortinas, deben siempre ir a juego unos con otros.

Por ejemplo, si tienes una habitación de blanco y quieres tener un ambiente moderno, es fácil utilizar diferentes muebles de un color oscuro uniforme. El negro hace un contraste perfecto, y además, al unirlo con cortinas de la misma categoría, crean la estética buscada sin demasiadas dificultades. Tal como en la imagen de abajo.

3. ¿Habitación oscura o iluminada?

También debes de saber determinar el ambiente que deseas crear. En esto va a influir el nivel de iluminación, que a su vez, estará dictada por nada más y nada menos que tus cortinas (en las horas del día cuando no enciendas las luces artificiales).

Si tu idea es la de tener un ambiente fresco, claro y lo más iluminado posible, juega siempre con los colores claros a tu alrededor, sin que el resultado sea una habitación monocromática necesariamente. Las cortinas de igual forma, deberás de elegirlas lo más ligeras posible, y su tonalidad también debe seguir el mismo requisito de claridad que buscas.

Por el contrario, cuando estás buscando una estancia de iluminación baja que transmita tranquilidad, privacidad y sobre todo, confort para descansar, puedes optar por tonalidades más opacas, tanto en las cortinas, que serán de tela gruesa o black out, como los demás elementos alrededor.

4. Haz combinaciones simples para resultados armoniosos

La clave para saber cómo combinar tus cortinas y el resto de tu estancia, es siempre decantarte por lo simple. Resulta mucho más atractivo hacer combinaciones de dos o máximo tres colores que vayan de la mano, en vez de elegir una larga lista de posibilidades y juntarlas todas a la vez. Podría terminar en un desastre.

Puedes elegir un color neutro, claro o que sea oscuro para las paredes, y en contraste armonioso, rodearlo de muebles y cortinas de una tonalidad opuesta a la elegida (siempre y cuando generen un resultado agradable a la vista).

Esperamos que estos consejos te ayuden como una guía básica para aprender cómo combinar las cortinas de tu estancia. Si quieres seguir leyendo más sobre este tema, te invitamos a visitar nuestras otras secciones en donde además, podrás encontrar modelos que tal vez te interese comprar. ¡No te lo pierdas!

Escrito por