¿Cómo lavar las cortinas? Guía paso a paso

Lavar cortinas destacada

Una costumbre importante para mantener el aseo adecuado de tus espacios, es no descuidar tus cortinas y limpiarlas a conciencia periódicamente. Si es tu primera vez tratando con este dilema, y no sabes bien cómo lavar las cortinas, sigue leyendo. Más adelante te explicaremos las distintas formas de realizar esta tarea según las condiciones de tu pieza.

No todos los modelos de cortinas aceptan el mismo procedimiento de lavado. Algunas pueden meterse en la lavadora, mientras que otras son tan delicadas que es preferible lavarlas a mano o en seco.

Independientemente del estilo de limpieza que te toque hacer, aquí pasaremos a comentarte la manera adecuada de cada procedimiento para que así no te pierdas ni te arriesgues a dañar tus hermosas cortinas. Comencemos.

¿Cómo lavar las cortinas a máquina?

Si la tela de tus cortinas puede ser lavada a máquina, el proceso será el más sencillo de todos los posibles.

Lavar cortinas en lavadora
  • Descuelga las cortinas de sus soportes y retira cualquier elemento metálico, sean ganchos o anillas para evitar que se mojen (previenes la oxidación) y dañen la tela por accidente durante la lavada.
  • Ingresa las cortinas dentro de la lavadora y añádeles un detergente suave para ropa delicada. Evita usar blanqueador y agua a una temperatura mayor a los 30° C, pues en la mayoría de los casos los fabricantes no lo recomiendan pues podrían arruinar el tejido.
  • Usa un ciclo de lavado suave y que no dure demasiado tiempo. De la misma forma, trata de realizar un centrifugado corto y que no sobrepase las 400 rpm.
  • Una vez lavadas las cortinas, es preferible que las cuelgues al sol para secarlas, y evitar la secadora, pues corres el riesgo de hacer que la tela se encoja.
  • Cuando la tela esté todavía húmeda, colócala sobre su soporte de nuevo y deja que termine de secarse allí. Esto con el propósito de que el mismo peso de la tela consiga eliminar cualquier posible rastro de arrugas.
  • ¡Disfruta de tus cortinas como nuevas!

¿Cómo se lavan a mano?

En el caso de que tus cortinas no puedan ser limpiadas a máquina y necesiten un cuidado mayor, es buena idea saber cómo lavarlas a mano. El procedimiento no es nada demasiado fuera de lo ordinario. Lo que resulta importante es encontrar un recipiente en donde puedas sumergir las cortinas sin problemas.

La bañera suele ser una buena opción para ello, o cualquier otro medio similar. Una vez sumergidas en agua, usas un detergente suave para realizar el enjuague adecuado. La temperatura debe ser siempre inferior a los 30° C.

Importante: si quieres remover una mancha específica, es preferible que le agregues a la zona específica cualquier solución quitamanchas para el tipo de tela de tu cortina en seco durante cierto tiempo. Luego procedes a lavar. 

¿Cómo lavar las cortinas de baño?

Otra categoría de cortinas importantes de mantener siempre higiénicas son las que utilizamos en la ducha. Ya que por lo general estas se encuentran hechas de plástico para aislar el agua efectivamente, su limpieza resulta mucho más sencilla.

Con una mezcla de agua, vinagre y detergente podemos tallar la superficie por completo hasta remover posibles manchas de moho, zonas resbaladizas o cualquier otro posible sucio existente.

 
 

Recuerda que si tus cortinas piden lavado al seco o con procesos mucho más delicados de los que puedes realizar en casa, es mejor que recurras a la tintorería de tu localidad.

Si te pareció útil esta entrada, te invitamos a compartirla. De la misma forma, visita nuestras otras secciones para aprender mucho más sobre el mundo de las cortinas. ¡No te lo pierdas!

Escrito por