La cortina roja acostumbra a ser usada en el hogar u otro ambiente con la finalidad de dar un aspecto elegante o seductor. Algunas veces se les ve con aspecto de riqueza y sofisticación si se sabe escoger la tela.

El rojo es uno de los colores que tienen muchos significados, y entre ellos, la pasión o el amor. No obstante, algunos lo usan para darle vida o chispa a la decoración de un ambiente. Por ejemplo, si tienes una decoración en dorado y negro, o solo en tonalidades ocre, una cortina roja quedará estupenda.

Por algo se usan las cortinas rojas, y es que estas siempre representan misterio, pasión, lujuria y vida.

Una decoración en tonalidades claras siempre dará la bienvenida a la cortina roja, sea para separar ambientes dentro del hogar o para cubrir una ventana, este color siempre aporta cierto grado de poder y llama la atención.

Lo mejor de la cortina roja

Lo mejor de las cortinas rojas es que siempre van a dar un aspecto elegante y de la realeza a la estancia. Seguramente cuando has leído “cortina roja” se te ha venido a la mente una cortina gruesa de terciopelo, pues estas son las más cotizadas.

No obstante, hay modelos y diseños de cortinas rojas que pueden ser usadas incluso en la habitación de los más pequeños de la casa o en la cocina. Recuerda que el rojo tiene muchas tonalidades -unas más suaves que otras-, así que no hay límite en cuanto a su uso dentro del hogar.

cortinas rojas 2

¿Cómo elegir la mejor cortina roja?

Esto depende de lo que quieras con ella y donde quieras colocarla. Si la quieres instalar sobre un ventanal extenso, puedes optar por cortinas rojas de aspecto liso, aunque también puedes escoger las cortinas rojas verticales, una vista muy moderna.

Hay cortinas con efecto degradado en puras tonalidades en rojo que simulan el atardecer, otras presentan figuras geométricas u otros diseños llamativos para los más pequeños.

Si por el contrario quieres alguna más elegante, hay cortinas en rojo con la silueta de rosas.

Incluso se puede usar una cortina de baño roja, ya que la tonalidad suele ser más opaca y no se ve para nada cargada. Si lo que prefieres es usar un estor rojo, también hay muchos disponibles.

Lo mejor será que escojas la cortina roja dependiendo de la decoración que tengas o quieras llevar a cabo.

¿Dónde comprar cortinas rojas de calidad?

Cualquier modelo de cortina de esta tonalidad la puedes conseguir en diversos sitios de Internet, pero hemos realizado una investigación previa y organizado para ti diversas comparativas donde se muestran algunos diseños que pueden ser de tu agrado. Color y material de calidad garantizado.

Tiendas como Amazon, El Corte Inglés, Ikea e incluso Leroy Merlin pueden ser los sitios donde consigas aquellas cortinas rojas que buscas.

Precios y ofertas

Tal como sucede en otros productos, el precio depende de la marca, diseño y modelo de la cortina roja. Si escoges una cortina roja con forma de sujeción motorizado costará más que una de forma manual. Y así es con los demás detalles.

En las comparativas verás los precios y las ofertas que hemos conseguido para ti.

Opiniones sobre la cortina roja

El uso de la cortina roja se ha extendido debido a que el rojo se mantiene como uno de los colores tendencia, por lo que muchos la usan como pieza decorativa o para que esta sirva de protección contra los rayos UV.

Igualmente hay quienes compraron/encargaron una cortina roja cine, con tal de obtener esa tonalidad profunda y misteriosa que a muchos les gusta y quedaron encantados.

cortinas rojas 3

Ventajas de las cortinas rojas

  • El color aporta vida a cualquier decoración.
  • Puede usarse de forma manual o con sistema motorizado.
  • Las cortinas rojas de terciopelo siempre dan la sensación de sofisticación.
  • Algunas de estas son aislantes y mantienen la temperatura agradable en el interior.

Desventajas

  • No son recomendables en decoración con tonalidades oscuras.

Puedes continuar leyendo nuestras otras secciones para descubrir mucho más acerca del mundo de las cortinas. No olvides conocer los mejores modelos del mercado actual a través de nuestras comparativas. ¡Accede ya!

Escrito por